El problema entre Apple y Spotify comenzó desde que la compañía de Cupertino lanzó su servicio de streaming musical "Apple Music" para competir directamente contra Spotify, el que hasta ahora es el más popular alrededor del mundo. 

Hasta hace unas semanas, se podría decir que la competencia no había representado grandes pérdidas para Spotify.

Según las cifras que dio Tim Cook en la reciente conferencia de resultados de la empresa en abril, su servicio musical ya sumaba 13 millones de suscriptores, mientras que Spotify cuenta con 30 millones. 

Sin embargo, recientemente "The Wall Street Journal" aseguró que, según una fuente, Apple estaría en pláticas con el músico Jay-Z para adquirir "Tidal", su servicio de música por streaming, con el fin de competir de manera más directa con Spotify. 

Estos rumores no han sido confirmados por la empresa que encabeza Tim Cook.

Prácticamente al mismo tiempo de que comenzaron dichos rumores, el consejo general de Spotify envió una carta dirigida a los abogados de Apple, quejándose "agresivamente" de que la compañía estaba bloqueando la más reciente actualización de la aplicación dentro de la App Store de iOS, y que podría tratarse de competencia desleal para beneficiar a su servicio de música.

Ante esto, Apple respondió con otra carta publicada por "BuzzFeed" asegurando que esta compañía buscaba un "trato preferencial", y que la actualización se encontraba bloqueada pues viola las reglas de la App Store. 

Propia

Foto:

¿En qué viola Spotify, según Apple, las reglas de la App Store?

El problema, según la compañía, son las ventas "in-app" de Spotify

Es decir, que ofrezcan la posibilidad de contratar una suscripción desde la aplicación, pero no permitan pagos a través de iTunes, los cuales permitirían a Apple cobrar al menos un 30% de comisión sobre dichas ganancias. 

Esta comisión es obligatoria, según el modelo de negocios de Cupertino, para todas las apps que ofrecen productos o suscripciones.

Según la misiva a través de la cual Apple respondió, Spotify trató de ignorar dicha comisión añadiendo un enlace dentro la aplicación para que las compras de suscripciones se llevaran a cabo desde web, tratando así de "saltar" dicha regla

Esto resultó en el bloqueo de su más reciente actualización dentro de la App Store. 

¿En qué terminará este lío? Lo único cierto es que, de momento, quienes están sufriendo más son los usuarios de Spotify que no han podido conseguir la actualización en sus iPhone o iPad.