La joven catalana Anna Riera se ha convertido en el dolor de cabeza de las tiendas del grupo Inditex, que incluye la famosa cadena "Zara".

La joven de 18 años ha lanzado una petición en Change.org reclamando la comercialización de tallas grandes de los productos ofrecidos por las tiendas de moda y ha logrado conseguir más de 43 mil firmas.

La joven les escribió una carta y afirma que es muy común que los chicos y chicas que acuden a alguna de las muchas tiendas del grupo no encuentren la talla que buscan por el simple hecho de que no se fabrican.

Según ella, es una forma de discriminación, pues es una manera de "considerar que las tallas grandes no son tallas normales que puedan comprarse en cualquier tienda de ropa. Los productos que se encuentran en las tiendas de este gigante de la moda no se corresponden con los cuerpos de las chicas normales, sino con estereotipos que tratan de etiquetar y discriminar a la gente".

La campaña nace tras el éxito que tuvo una anterior de esta joven contra unos maniquís extremadamente delgados. Hace unas semanas, la catalana lanzó otra campaña en el mismo portal pidiendo que se eliminaran los maniquíes delgados de los escaparates de Inditex, consiguiendo que la empresa los retirarse.

Con información de ABC