En marzo, Microsoft anunció que sin importar si tenían una versión de Windows pirata instalada en su computador, la actualización a Windows 10 se haría sin problemas.

Pero esta actualización no será gratis, según lo indicó recientemente Terry Myerson, vicepresidente de sistemas operativos de Microsoft, en el blog de la compañía.

"Si Windows no puede verificar que su PC cuenta con una licencia genuina del sistema operativo, aparecerá una marca de agua que les avisará de los males de usar una copia pirata de Windows, las cuales tienen alto riesgo de malware, fraude, robo de identidad y datos confidenciales y más. Las copias piratas de Windows no tienen soporte oficial de Microsoft ni ninguno de nuestros socios", señaló.

La declaración realizada por Myerson confirmaría que, para tener una cobertura completa de Windows 10, los usuarios con copias apócrifas del sistema operativo deberán adquirir una suscripción y no será sin costo como se había señalado anteriormente. Windows 10 estará disponible este mismo año en 119 países y en 111 idiomas.