Apenas el pasado agosto hablábamos del grave caso de acoso sexual –y de todo tipo– que sufrió una joven en Facebook, luego de que un usuario decidiera subir una captura de pantalla de su perfil en Tinder. 

La biografía de Olivia Melville, la joven acosada, rezaba: "Te la puedo chu*** y tomar una merienda contigo", frase que se desprende de una canción de la estadounidense Nicki Minaj.

Fue esto lo que le hizo pensar a Chris Hall que tenía el derecho de subir una captura de pantalla a su perfil de Facebook para burlarse de ella. "No pierdan la clase, chicas. Me sorprende que aún fuera a tener hambre para merendar", adjuntó a la imagen.

Esto desató un sinfín de burlas. Cientos de personas juzgaron a Olivia sin siquiera conocerla, tratando de avergonzarla por ejercer su libertad y ser consciente de sus derechos. 

Sin embargo, esto aunque penoso, pudo haber pasado desapercibido, de no ser por un usuario en particular que se ensañó con la joven de manera casi enfermiza. 

Su nombre es Zane Alchin y, además de las decenas de comentarios altamente hostiles, agresivos y violentos que dejó en la publicación, le envió mensajes privados a Melville amenazándola de violación y otros tipos de violencia física. 

Facebook/Chris Hall

Foto:

Algunos de sus comentarios: "Por favor, idiotas, merecen ser regresadas a los años 50, donde aprenderían a conocer su rol y callarse la boca".

"Es gente como tú que deja claro que nunca se le debió haber dado derechos a las mujeres", rezaba otro belicoso mensaje.

Por esto, incluso fue despedida de su empleo como "bartender".

Pero ella no tuvo miedo y, al contrario de lo que él imaginaba, decidió contraatacar creando un grupo en contra del acoso y denunciándolo con las autoridades que ahora, poco menos de un año después, han hecho justicia. 

Zane Alchin se declaró culpable de acosar a la joven en línea y aceptó haber sido el autor de todos esos mensajes que lo inculpan. 

Ante esto, las autoridades podrían sancionarlo con hasta 3 años de cárcel. 

Este "troll" de Internet volverá a la corte a finales de julio para recibir la sentencia que le dicte el juez.