Una organización benéfica británica está tratando de identificar al dueño de un perro abandonado junto con una maleta en una estación ferroviaria en Escocia. 

El animal fue hallado en la ciudad de Ayr atado a la verja exterior de la estación. En la maleta se encontraba su almohada, un juguete y el plato de la comida.
 
Hasta el momento se ha logrado encontrar al dueño anterior del perro, llamado 'Kai', quien lo había vendido, y dijo no tener los datos de su nuevo propietario, informó la BBC.