Quizás no haya nada más segregacional que el término "incluyente", pero por lo menos, la industria de la moda ha hecho esfuerzos para involucrar a las personas con discapacidades físicas en la industria. Calvin Klein hace poco lanzó una línea para aquellos con discapacidades motrices y además, las modelos han estado sobre pasarelas en grandes semanas de moda.

Getty Images

Foto:

Fue famoso el caso de Jack Eyers en la Semana de la Moda de Nueva York el año pasado. Viktoria Modesta, cantante inglesa, o Lauren Wasser han sido famosas por llevar su estilo a un nuevo nivel. En el caso de la primera, se amputó la pierna a sus veinte años para no seguir enferma. Y así saca partido a su belleza.

Facebook

Foto:

La segunda se hizo famosa por un tampón infectado que casi le cuesta la vida. Sin embargo, también se ha ganado su hueco en la industria del modelaje. 

Facebook

Foto:

A su vez, Lauren Scruggs también se hizo famosa por perder un ojo y una mano en un accidente. Hoy tiene una fundación y es bloguera, también, de estilo de vida. Se casó desde 2014 y tiene 28 años. 

Pero es difícil que ellas vayan más allá de las propuestas que hay para personas con discapacidades. Porque marcas hay pocas. Y diseño menos. 

Por eso solo aparecen en proyectos simbólicos, que igual las hacen lucirse. Y aunque solamente desfilan y posan unas pocas veces (ni pensar en lo que ganan modelos del rubro), por lo menos han comenzado a inspirar a otros con sus apariciones.

Esto pasó por ejemplo en Intermoda, Guadalajara. Aunque la marca de Annett Castro y otros diseñadores no es un proyecto todavía de gran alcance, muchos modelos con discapacidad auditiva, visual e intelectual, así como gente pequeña. 

"He modelado antes. En pasarelas incluyentes. Algunas de nosotras también hemos hecho fotos. Siempre estoy nerviosa al comienzo, pero después me acostumbro a las miradas. Llevamos años haciéndolo", afirma Miroslava, una mujer de talla pequeña. 

"Yo llevo dos años modelando. Pero lo que hacemos es para romper estereotipos. Yo también estoy con un fotógrafo y precisamente hago todo esto para que nos vean de forma distinta", afirma Eliza María, otra de las modelos con discapacidad motriz.

Y aunque muchas de ellas todavía no formen parte como tal de la industria, simplemente inspiran. Y de todas maneras muestran una parte de la moda que por años ignoró un sector del mercado que también respira diseño y belleza como todos los demás.