Con los smartphones también llegó el peligro de que hackers conozcan nuestra vida privada.

El solo hecho de tener activado el GPS puede ser suficiente para que conozcan los lugares que frecuentan y hasta la dirección de su casa o trabajo. 

Aunque la solución más efectiva sería deshabitar el GPS y los servicios de geolocalización, estos pueden ayudarlos, por ejemplo, para que el auto de “Uber” los pueda recoger, encontrar el lugar de su cita en “Google Maps”, conocer la ruta que deben seguir en “Waze”, entre muchas cosas más

Para no correr riesgos, les decimos las apps en las que los hackers pueden enterarse el lugar donde viven y cómo prohibir el acceso a esa información.