Zlatan Ibrahimovic no sólo es un gran jugador el terreno de juego. El autonombrado "Dios" también ha demostrado que es un líder con mucho sentido del humor. 

En un entrenamiento del PSG, "Ibra" fue golpeado sin querer por David Luiz. El delantero se tiró al suelo y fingió una lesión. 

Pero cuando el brasileño se dio cuenta de la broma de Zlatan se arrodilló en su espalada para continuar con el juego. Al final, todo quedó en risas, en un equipo que se ubica en el segundo puesto en Francia y busca llegar a cuartos de final en la Champions League.