No fue una llave ni una fuerte golpe o patada. No. Un beso fue determinante para que llegara al final el reinado de AJ Lee como Campeona de las DIvas.

Y es que momentos antes de que comenzara su pelea titular ante Nikki Bella en Survivor Series, Brie Bella le robó un beso que la desconcentró y fue fundamental para que el cetro cambiara de manos.

Luego de la sorprendente acción, Nikki aprovechó para aplicar una llave a la esposa de CM Punk y apoderarse del título de las Divas.

Mira el video: