El peleador de artes marciales mixtas Jonathan Paul Koppenhaver, conocido como "War Machine", se burló mientras su ex novia, la actriz porno Christy Mack declaraba cómo la había golpeado y violado.

Entre lágrimas, Mack relataba en la corte de Las Vegas los hechos de agosto pasado, cuando Koppenhaver entró a su casa y le rompió 18 huesos, la nariz, le deformó la cara.

El fiscal preguntó a la pornstar si había sufrido una violación a lo que ella contestó que sí. Fue en ese momento que el peleador sacudió la cabeza mientras reía.

La parte acusadora pidió que se registrara la actitud de Koppenhaver y aunque el abogado de "War Machine" objetó, el juez indicó que lo vió reír.

Koppenhaver podría enfrentar una cadena perpetua por las agresiones físicas y sexuales contra su ex parej. Además, en la audiencia el juez agregó dos cargos por delito grave en contra del ex peleador de Bellator y UFC.