El Mundial de Rugby que se lleva a cabo en Inglaterra, tuvo un toque romántico, luego de que un jugador de la Selección de Rumania le pidiera matrimonio a su novia.

A pesar de haber sufrido de una derrota por 44-10, el rumano Florin Surugiu no desaprovechó la oportunidad y después de finalizado el juego, le declaró su amor a su novia. Sus compañeros lo abrazaron y los fanáticos presentes le brindaron un aplauso.