Feliciano López contó con fortuna en su duelo de segunda ronda del Abierto de Australia ante el francés Adrián Mannarino.

El que no tuvo la misma suerte fue un recogepelotas, quien fue impactado en los testículos por una bola que sacó el ibérico a 196 kilómetros por hora.

Ambos tenistas y las asistencias médicas tratataron de reanimar al chico, sin éxito. Al final, el lesionado joven tuvo que abandonar la pista, ante los aplausos del público.

El español avanzó a la siguiente etapa, después de perder los primeros sets ante el galo y salvar dos bolas para partido en la tercera manga.

Cuando el partido se encontraba 4-0 en el cuarto set, el rival del toledano decidió abandonar el encuentro por calambres. El partido finalizó con parciales de 4-6, 4-6, 7-6 (7-3) y 4-0.

Mira el video: