El haber eliminado a Sara Errani por una paliza de 6-1 y 6-1, aumentó el interés de la afición mexicana por Mónica Puig, quien ha sido adoptada como una nueva "consentida".

Y es que desde su arribo al bello Puerto de Acapulco para el Abierto Mexicano de Tenis, la puertorriqueña ha conquistado el corazón de muchos con base en su sencillez y carisma, cualidades que se han conjuntado con su efectivo estilo de juego.

Y es que no es común contar con una latina destacada en el tenis actual. Sin embargo, poco a poco va ganando reflectores con base en sus buenos resultados. Tal y como lo describe la afición mexicana.