El jugador del equipo juvenil del Benfica, Romário Baldé, tuvo un pésimo final en el encuentro de la Youth League . El 7 del Benfica debía anotar un tiro de penal, pero su mala ejecución lo convirtió en la burla de miles de cibernautas.

Tanta ha sido la difusión del penalti fallido, que en las redes sociales lo consideran el peor tiro de penal de la historia.