Neymar vivió el fin de semana un desafortunado incidente en el terreno juego, que pudo haber sido de gravedad.

Al minuto 15 del primer tiempo del Barcelona ante Atlético de Madrid, el futbolista brasileño recibió una fuerte entrada en el tobillo derecho por parte del defensor uruguayo José María Giménez. A pesar de que Neymar le mostró al colegiado la sangre que le provocó el incidente, el árbitro del partido ni siquiera señaló la infracción aunque sí tuvo que ser atendido fuera del campo.

Neymar no tuvo problema para seguir en el encuentro y hasta anotó en la victoria del Barcelona por 3-1 ante el Atlético de Madrid.