El luchador estadounidense Alan Gray tuvo el peor de sus debuts en las Artes Marciales Mixtas, MMA, después de que en la pelea en Michigan con Jose Johnston perdió su ojo protésico luego de recibir una brutal patada.

Lo peor fue que el árbitro estuvo a punto de pisar el ojo derecho de Gray, en su afán por detener la pelea.