Este viernes se realizó el partido entre las bellas y rudas chicas de la Legends Football League, el cual terminó en un confuso incidente. 

La seguridad interna de los equipos perdió el control luego de que varios fanáticos saltaron a la cancha a fotografiarse con las jugadoras, a quienes acusaron de "tocar" de manera inapropiada a las futbolistas.

Agentes de la Policía Nacional Civil ingresaron al lugar para resguardar la seguridad de las jugadoras y de los aficionados. De manera preliminar se reportó el robo de los cascos de las futbolistas.