El joven  Brett Stanford logró encestar desde una altura jamás vista.

Stanford logró traspasar el aro de la canasta desde lo alto de la presa Gordon Dam en Tazmania.

El tiro se efectuó desde 126.5 metros de altura. Según el diario Huffington Post, el equipo tardó entre 4 y 5 horas para obtener la marca.