La Selección de Colombia que se encuentra en Baréin, en donde sostendrá un partido amistoso con el equipo local, sostuvo un entreno inusual el martes cuando un chico burló los controles de seguridad, corrió a toda velocidad y se lanzó a los brazos de uno de sus ídolos, Radamel Falcao.

"El Tigre" vio con agrado el gesto del pequeño, que saltó de las tribunas, y accedió a tomarse una selfie con él, además le firmó su camiseta, consta en las imágenes captadas por el telenoticiero "Noticias Caracol".

Al final, el hincha salió de la cancha escoltado por la seguridad, y entre aplausos de los otros fanáticos que presenciaban la práctica.