José Mourinho sufrió de más en la victoria del Chelsea ante Stoke City. Los “Blues” vencieron 2-1 a los “Potters” con goles de Eden Hazard y Loic Remy, y recibieron un golazo de mediacancha de Charlie Adam.

Sin embargo, la imagen del partido la dio el propio entrenador portugués quien tuvo una curiosa reacción ante un fallo de Juan Guillermo Cuadrado, que ingresó de cambio en el segundo tiempo. 

Tras una pared entre Hazard y Didier Drogba, el belga asistió al colombiano que remató con el arquero rival ya vencido, pero el disparo pegó en el portero dejándole el rebote, en el que Cuadrado tampoco pudo marcar.

Entonces las cámaras enfocaron a “Mou” que tras ver el fallo del colombiano, se tiró al suelo y se puso a “llorar”.