Disfrazado, con peluca y bigote, el astro portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, sorprendió a un pequeño aficionado del club merengue, a quien entregó un balón firmado, en el Centro de Madrid.

El crack blanco, quien recientemente recibió su tercer Balón de Oro, se quitó el disfraz frente al pequeño, y lo dejó atónito, al igual que al resto de personas que estaban cerca.