El capitán del Liverpool, Steven Gerrard, afirmó este jueves en una conferencia de prensa que espera poder "evitar las lágrimas" el sábado en su despedida del estadio de Anfield después de 17 años de carrera con los Reds.

"Tengo la oportunidad de poder despedirme de verdad ante todos en Anfield. No sé cómo de emocionante va a ser. Me da un poco de miedo porque voy a echarlo mucho de menos. La idea es intentar contenerme, mantenerme fuerte, para evitar las lágrimas", explicó el jugador.

Gerrard dijo sentirse "orgulloso" de lo conseguido en sus 708 partidos anteriores con el Liverpool, llenos de "buenos recuerdos", especialmente la Liga de Campeones conquistada en 2005 en Estambul.

Sobre su vida en el futuro, dijo que es "demasiado pronto" para saber si alguna vez será entrenador.

El Liverpool recibirá este sábado a las 10:30 al Crystal Palace.