La marca Audi regaló autos último modelo a los futbolistas del Barcelona para la presente temporada, pero no todos la pasaron bien.

Además de la entrega de su carros, los jugadores culés tuvieron la oportunidad de probar los vehículos en un pequeño test.

Lionel Messi tuvo la mala suerte de ser copiloto de Gerard Piqué; el argentino en verdad tuvo un mal momento.

¡Para, para!, gritaba la "Pulga", mientras el defensa blaugrana acelaraba más y se divertía con los nervios de Messi.

Mira el video: