Apenas 15 minutos se jugaban en la primera mitad cuando Mattiello fue a la pelea de la posesión del balón con Radja Nainggolan, de la Roma, y su pierna derecha quedó debajo de la del contrario cuando cayó al césped.

Los gestos de dolor y de miedo eran más que evidentes en el rostro de Mattiello, quien rápidamente fue asistido por el cuerpo médico de su club.

El futbolista sostuvo su pierna que no lograba mantenerse firme por la gravedad de las fracturas en la tibia y el peroné que podrían dejarle varios meses fuera de acción.

El partido entre ambos clubes terminó empatado sin goles.

* Con información de agencias