El delantero uruguayo del Barcelona, Luis Suárez, se dio "un taco de ojo" en la gala del sorteo de la fase de grupos de la Champions, a la que asistió al haber sido finalista al premio al Mejor Jugador de la UEFA, al que también fue nominado Cristiano Ronaldo y que ganó Lionel Messi. 

Y es que el uruguayo no pudo evitar ver detenidamente a la modelo y presentadora Melanie Winiger, que fue uno uno de los atractivos en la gala de la UEFA. Pero su mirada, a donde no debía, en plena gala, empieza a reventar las redes sociales.