Cada día son más los adictos a la velocidad que no escatiman esfuerzos para incursionar en nuevas formas o estilos para alcanzar distancias wn menor tiempo.

Tal es el caso del ciclista francés, François Gissy quien dio un salto a la locura y adaptó un cohete propulsor a su bicicleta con la que estableció un nuevo récord de velocidad al haber alcanzado 333 kilómetros por hora.

Para probar su hazaña, Gissy compitió contra un Ferrari 430 Scuderia al que en instantes dejó atrás literalmente mordiendo el polvo que la bicicleta levanto al salir propulsada.

¿Te atreverías a viajar a 333 kilómetros por hora en una bicicleta?