En el partido amistoso entre Selección de Colombia y su similar de Estados Unidos, James Rodríguez llamó la atención por dos aspectos: fue el capitán más joven en la historia del combinado cafetalero y en un momento del encuentro sacó vapor de su cuerpo como lo hacía Goku.

Los sudamericanos vencieron 2-1 al combinado de las barras y las estrellas, pero el hombre del Real Madrid volvió a acaparar las miradas.

James portó la banda de capitán con solo 23 años y cuatro meses; además, cuando la cámara lo enfocó en un tiro libre sacó vapor debido al frío de Inglaterra, sede del encuentro, por lo que muchos internautas lo compararon con los súper saiyayin de Dragon Ball.

Mira el video: