Una gran prueba de su habilidad, fuerza y destreza dio este jugador de baloncesto, quien de manera curiosa inventó otra forma de encestar. 

Y es que este chico estadounidense saltó sobre cuatro de sus compañeros y se colgó del aro, acrobacia que incluso puede funcionarle contra los mejores de la NBA.