El brasileño Neymar Jr. dejó a todos con la boca abierta y se convirtió ayer en el protagonista del partido de sus amigos contra los amigos de Nené, en un juego benéfico que se realizó en el estadio Jayme Cintra de la ciudad brasileña de Jundiaí, Sao Paulo y que terminó por 5-0 a favor del conjunto del astro azulgrana.

Con a penas cinco minutos de juego, Neymar anotó el primer tanto, recogió el rechace del tiro al palo de un compañero suyo y llevó a cabo una de las maniobras más espectaculares que se le hayan podido ver.

Con los dos pies levantó el balón, giró sobre sí mismo y efectuó un regate de ensueño que dejó sin reacción al defensa. Después de su maniobra, Neymar anotó el 1-0.