Parece que Iker Casillas ha recuperado el buen humor. En plena conferencia de prensa, el arquero le jugó una broma a un camárografo, ante la complicidad de Sergio Busquets y Sergio Ramos.

El portero del Real Madrid escondió el teléfono celular del miembro del periódico “Marca”, sin que éste lo notara. Cuando el camarógrafo se dio cuenta de que su móvil lo tenía el guardameta, las risas aumentaron.

Al parecer Iker ha superado el mal momento que atravesó con el combinado ibérico y el Real Madrid y su sentido del humor ha regresado.

La Furia se prepara para el duelo que sostendrá ante Bielorrusia, como parte de la eliminatoria rumbo a la Eurocopa 2016.

Mira el video de la broma de Casillas.