El brasileño Hulk, hizo lo inesperado ante la mirada de las personas que transitaban por una de las calles de San Petersburgo, Rusia, la estrella perdió la vergüenza por un acto solidario y benéfico. 

Acompañado de una potente radio, el delantero del Zenit se puso a bailar con la popular canción "Ai Se Eu Te Pego", ante la sorpresa de las personas que caminaban por el lugar, convirtiéndose en toda una atracción. Todo lo hizo para recaudar fondos para ayudar a niños con leucemia, uno de los pequeños se encontraba en el lugar apoyándolo.