Algo insólito ocurrió durante un partido de fútbol en Inglaterra esta semana, pues un hincha tuvo que actuar como cuarto árbitro de manera improvisada.

Ocurrió durante el duelo de Ligue Two (cuarta división) entre Newport County y el Portsmouth. El árbitro central del encuentro,  James Addock, sufrió una lesión que le impidió seguir impartiendo justicia, por lo que el cuarto oficial, Wayne Barrat, tomó su lugar.

Entonces, el sitio del cuarto árbitro quedó vacío y para resolver el problema, el sonido oficial del estadio intervino pidiendo un voluntario. Rápidamente, Mike Hurddle se acercó y se ofreció para tomar el lugar del juez.

En este video se ve al hincha vistiéndose de negro para actuar como cuarto oficial del duelo que ganó el Portsmouth por 1-0.