Gareth Bale dejó al Real Madrid para convertirse en jugador de la NBA... pero sólo por unos instantes.

Todo comenzó cuando el futbolista galés compartió en redes sociales un video donde aparecía lanzando tiros a una canasta de básquetbol, pero con los pies.

Aprovechando la ocasión, la propia NBA le lanzó un reto al madridista: ¿podría hacer lo mismo con las manos y desde el centro de la cancha? Bale aceptó y se enfundó la camista del Heat de Miami para demostrar su puntería con las manos. 

¿El resultado? Bale logró encestar tres de los cinco tiros que le fueron concedidos, y todos ellos entraron de manera perfecta, sin tocar el aro, demostrando así que no sólo tiene talento para el fútbol.