A una pena de un mes de cárcel y una multa de 20 mil euros fue condenado hoy el delantero brasileño del Bastia Brandao, luego de haber dado un golpe con la cabeza en agosto pasado al jugador ítalo-brasileño Thiago Motta, del Paris Saint-Germain (PSG), de la liga francesa.

La pena fue dictaminada por el Tribunal Correccional de París y además añade seis meses de suspensión deportiva para el jugador. El abogado de Brandao, Olivier Martin ha asegurado que su cliente podría tener una reducción de la pena que le permitiría conmutar la estancia en prisión por trabajos comunitarios.