El guardameta ecuatoriano Máximo Banguera, del Barcelona de Guayaquil, hizo una actuación digna de un Óscar, para evitar ser expulsado, pero no le resultó.

El incidente ocurrió durante el encuentro ante el Atlético Nacional de Medellín, válido por la tercera jornada del grupo siete de la Copa Libertadores de América.

En su afán por detener a uno de los delanteros rivales, Banguera salió fuera del área y cometió una falta que mereció su expulsión, y al darse cuenta de la gravedad fingió quedarse inconsciente por el choque. Pero no contaba con que el árbitro esperaría a que se "reanimara", para mostrarle la tarjeta roja.

Al final el Barcelona de Guayaquil quedó eliminado después de haber perdido de local, por 1-2