Anderson no soportó la altura de La Paz, Bolivia (tres mil 200 metros sobre el nivel del mar) y abandonó el terreno de juego a los 37 minutos en el partido de Copa Libertadores que enfrentó a su equipo, Inter de Porto Alegre, ante The Strongest. 

El brasileño, exfutbolista del Manchester United y la Fiorentina, fue repatriado a la Liga de su país y ahora se muestra con unos kilos de más y falta de condición física. Esto quedó demostrado en el primer duelo de la fase de grupos del torneo continental, que se disputó en la capital boliviana. 

Víctor Vitinho fue el elegido para sustituir a Anderson, quien llegó muy fatigado a la banca y solicitó al cuerpo médico un tanque de oxígeno para aliviar sus malestares. 

Al final el combinado boliviano aprovechó su condición de local y superó 3-1 al Inter de Porto Alegre.