Una escena totalmente inusual en el futbol ocurrió en Bangalore, capital del estado indio de Karnataka, durante un encuentro en la Liga amateur de esa ciudad. 
 
Y es que uno de los futbolistas se lanzó con una espectacular patada voladora contra un corpulento delantero, que intimidaba a su compañero, de menor tamaño. A pesar de la acción violenta, muchos defienden al agresor, que tajantemente cortó las desafiantes intenciones del rival.