Ya no habrá más prisas, no correrá para llegar antes de tiempo a los entrenamientos; no más largas concentraciones alejado de su familia. Al fin soltó la maleta, esa en la que cuidadosamente guardaba sus implementos para viajar con el equipo. Ayer se acabó todo. Seguro su vida no será la misma y ver las canchas puede causarle ahora más nostalgia que alegría, pero así lo decidió.

Ayer, entre lágrimas, suspiros y aplausos de quienes nos encontrábamos en la sala de conferencias, Rigoberto “la Chula” Gómez le dijo adiós al futbol después de 20 años de carrera con Comunicaciones.

¿Por qué te retiras?

Amo esta camiseta a muerte, pero creo que es el momento de terminar un ciclo. Dejo al equipo de mis amores, con el que aprendí a ser un jugador profesional, pero me voy satisfecho de haber hecho historia y ser parte de esta familia desde hace 20 años. Aquí inicié y aquí termino mi sueño como jugador. Gracias a Dios me voy como hexacampeón.

Tus compañeros siempre te tuvieron en cuenta

Les debo mucho, les debo todos estos torneos que, a pesar de que no estuve allí en la cancha, se esforzaron. Les agradezco los gestos de humildad y compañerismo. Me demostraban que cada final la jugaban pensando en que querían honrarme. Agradezco a “Jota” (Juan Paredes) por haberme invitado a levantar no solo una sino varias copas que no merecía levantar porque no había jugado en esos torneos. Pero me voy tranquilo porque sé que el gafete de capitán está en buenas manos y todos esos jóvenes ahora lo seguirán.

¿Cómo viviste la final?

Solo quería abrazar a mi esposa y a mis hijos. Me sentía frío, no era la misma emoción que me invadía en otras ocasiones, ni siquiera pasé mucho tiempo en el camerino, solo le dije a mi familia que quería cenar con ellos. No tenía el valor de verlos, solo yo sabía que esto iba a suceder. Pero me voy con la idea de que este equipo no se quedará con el hexacampeonato, estoy seguro de que irá por más.

¿Trabajarás de alguna manera con el club?

De momento no me han ofrecido nada, pero claro que aceptaría si me lo proponen, esta es mi casa, mi familia, el camerino fue mi hogar, aquí nací y crecí. Siento que debo devolverle algo de lo mucho que me ha dado este club.

¿Qué le dices a la afición?

Los llevo en mi corazón. Les agradezco por todo su apoyo, por ese amor que me han brindado en cada juego y que les he transmitido a mis compañeros.

¿Te harán un partido de despedida?

Hablamos alguna vez en el club sobre planear un juego de despedida, pero aún no está definido.

¿Qué harás ahora?

Lo dejo todo en las manos de Dios, confío en él y en que vendrán mejores proyectos para mi vida.

En breve. Su vida dentro de la cancha

Inicios

Comunicaciones fue el único equipo en el que jugó profesionalmente “la Chula”. Llegó al club en 1995.

Con la Sele

Es hondureño nacionalizado. Llegó al país a los 17 años y prefirió jugar con la Selección Nacional, con la que anotó un gol.

Época gris

“La época más triste con el equipo fue cuando estuvimos cinco años sin obtener un título, lloramos, se burlaban de nosotros constantemente y no veíamos por dónde seguir, sufrimos. Pero gracias a Dios se sumaron jugadores que supieron sudar la camiseta y defendieron este escudo con dignidad y liderazgo”.

En clásicos

De posición centrocampista, jugó 78 clásicos de Liga Nacional y anotó en una ocasión. Sumó más de 570 partidos con los cremas.

Sexto al hilo

Ganó 16 títulos de Liga, se retiró como hexacampeón y suma un Torneo de Copa. El 15 de agosto iba a cumplir 20 años con el club.