La Juventus se clasificó para la final de la Liga de Campeones europea, donde se enfrentará el 6 de junio al Barcelona en Berlín, después de empatar 1-1 en el campo del Real Madrid, este miércoles gracias a un gol de Álvaro Morata, que hizo valer el triunfo 2-1 de la ida de la semifinal.

Morata recibió de Paul Pogba en el área, la bajó con el pecho y batió a Iker Casillas en el 57, equilibrando así un partido en el que el Real Madrid había remontado provisionalmente la eliminatoria con la ventaja previa de Cristiano Ronaldo (23 de penal).

El cuadro italiano se clasificó por octava ocasión a la final del certamen y contra los culés tratará de ganar por tercera vez en su historia el trofeo conocido como "La Orejona".

* Con información de agencias