Mateo es un chico uruguayo diagnosticado con cáncer hace dos años, es fans del Barcelona y de Luis Suárez. Asistió a una cita médica como cualquier día, pero le explicaron que hablaría con un médico español vía Skype, lo que nunca imaginó es que conversaría con su ídolo.

El delantero del Barcelona se hizo pasar por médico al principio y luego le dio la sorpresa. Mateo no pudo evitar el llanto al verlo. "El astro del Barcelona le prometió que si continuaba con sus tratamientos le llevaría personalmente una de las camisetas que usa", publicó "Ovación Deportes".

Suárez junto con su esposa Sofía, son "padrinos" de la fundación Scremini Pérez, que costea todos los tratamientos para niños que son diagnosticados de cáncer en Uruguay.