La directiva del Inter de Milán le abrió un proceso disciplinario al delantero argentino Mauro Icardi, quien el domingo protagonizó un incidente con algunos aficionados del equipo quienes le lanzaron de vuelta su camisola luego de que este se las había regalado.

La reacción de Icardi junto con el colombiano Fredy Guarín de intercambiar palabras con los seguidores no le gustó a los dirigentes del club y le comunicaron al técnico Roberto Mancini que analizan rescindir el contrato del atacante.

"Me indicaron que hay un proceso y este debe agotarse antes de anunciar una decisión, no defiendo a nadie ni condeno a nadie por esto", expresó Mancini.

El Inter, que marcha en el puesto 13 de la temporada en la Serie A de Italia, pasa por un mal momento deportivo que se agudizó con su derrota del domingo 1-3 contra el Sassuolo.

* Con información de AFP