El mediocampista argentino dejó con la boca abierta a la afición, después de haberse apuntado un golazo en el encuentro de su equipo Boca Juniors ante Guaraní Antonio Franco, por los octavos de final de la Copa de Argentina.

Carlos Tévez recibió el balón cerca de la media luna, se lo pasó a Pablo Pérez que de "taco" asistió a Gago, este levantó, hizo un sombrerito y de zurda puso a celebrar a la grada "Xeneize". Fue el 1-0 en la goleada que terminó dando Boca Juniors, 4-0.