El primer tanto en la temporada para Marco Pappa llegó en el choque que su equipo jugó contra como local contra los Rapids y que significó la victoria 1-0.

Desde fuera del área, el volante guatemalteco soltó un disparo colocado que ingresó en el ángulo superior derecho de la portería que defendió Clint Irwin. Pappa celebró en forma efusiva la anotación y fue felicitado por sus compañeros.

En la temporada 2014, Pappa anotó seis goles y fue elegido como el mejor jugador latino de la temporada en la Liga.