Cuando parecía que el primer tiempo del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Tigres terminaría con empate sin anotaciones, llegó un gol en el minuto 45.

Los "Millonarios" no habían tenido oportunidades claras de gol, pero al final aprovecharon la única llegada mandando el balón a las redes.

Lucas Alario, quien al minuto 11 no fue expulsado por el árbitro Julio Quintana a pesar de hacer una entrada fuerte sobre Guido Pizarro, contactó con la cabeza el balón para superar al portero Nariel Guzmán.

Miren el gol que tiene a River Plate cerca del campeonato: