El hecho ocurrió en las costas de Bryon Bay, al norte de Sidney, Australia.

Los ciclistas circulaban a una velocidad de 50 km/h cuando obstáculos en la acera le ocasionaron a Anthony Condon, de 55 años, una caída que lo hizo dar una ‘vuelta mortal, quien resultó con heridas menores.

Adam Taylor, uno de los ciclistas que acompañaba a Condon, dijo que la carretera por la que transitaban siempre está llena de escombros. Y que “siempre tienen una cámara para efectos del seguro, en caso de un accidente”.