Una fecha para el olvido vivió el domingo el español Marc Márquez, quien vio frustrado su objetivo de festejar en el Gran Premio de Argentina, tercera prueba del Campeonato Mundial de MotoGP y que ganó el italiano Valentino Rossi (Yamaha).

Y es que cuando todo parecía que Márquez celebraría su vigésima primera victoria, el experimentado piloto italiano recuperó terreno a falta de 10 vueltas, dio caza al español en el último giro y terminó imponiéndose para felicidad de la parcialidad argentina, que lo arropó desde su llegada.

En la última vuelta Márquez, que lideraba, fue alcanzado y superado por Rossi, y en un intento por tomar de nuevo la punta, el español tocó la rueda trasera de la Yamaha del italiano a la salida de una curva y terminó por el suelo.