Ángel Di María parece no haber olvidado la forma en que se marchó del Real Madrid y eso quedó en evidencia durante la ceremonia del Balón de Oro.

A su llegada a la gala realizada en Zúrich, Suiza, el delantero argentino se detuvo unos instantes para firmar camisolas a los hinchas que lo esperaban pero no quiso hacerlo en las del club merengue. Di María llegó a la entidad española en 2010 pero salió en agosto para incorporarse al Manchester United, por una cantidad récord para una transacción en la Liga Premier inglesa.

* Con información de César Acosta / Publinews México