Un aficionado identificado como Israel, demostró su admiración por Cristiano Ronaldo, al tatuarse varios momentos del futbolista, en su espalda, por lo que gastó 900 euros, según lo explicó la cadena televisiva "La Sexta".

Israel tiene cinco tatuajes de su ídolo, entre los que destacan los festejos de sus goles, el famoso grito del "Sííííí" que dio cuando recibió el Balón de Oro, así como su gesto de mandar a callar a la afición en el Camp Nou.