Treinta minutos tenía la selección nacional de Guatemala en sus primer juego de la Copa de Oro y Trinidad y Tobago ya los superaba 3-0 en el marcador.

El descontento de los guatemaltecos no tardó en reflejarse en Twitter y Facebook e insisten en apoyar a otros deportes y atletas.