Una granada de mano fue encontrada cerca de la casa de Zlatan Ibrahimovic en Malmö, según la "Radio Montecarlo", que basó su información en fuentes policiales suecas.

Debido al incidente los alrededores de la casa del jugador han sido acordonados y se investiga si Zlatan o su mansión eran el objetivo, o si fue un posible atentado terrorista.

El delantero sueco se negó a dar declaraciones al respecto.